Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

La lengua madre - Juan Diego

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • La lengua madre - Juan Diego

    Este fin de semana asistí a una función de este montaje, un monólogo en el que Juan Diego encarna a un conferenciante, un ciudadano anónimo que expone sus opiniones sobre las palabras, la lengua castellana, el ir y venir de la misma...
    Salí con un sabor agridulce después de verlo.
    Por una parte, este actor me encanta. Creo que es de lo mejorcito en el panorama de TV de España, y en teatro tampoco lo hace mal. Interpreta bien, y crea un personaje a veces dulce, a veces enfadado con su realidad (me recordó en algunos momentos a su papel en los Hombres de Paco, en las últimas temporadas).
    Lo que no me gustó (imagino que seré un bicho raro) es que usó micro, en un teatro como el de mi ciudad, con un aforo de 600 personas y relativamente pequeño... hmmm, mal, mal, ningún micro se puede comparar con una voz bien proyectada, por muy bueno que sea...

    La parte negativa del montaje es, con diferencia, el texto.
    Escrito por Juan Jose Millás, por una parte, es innegable que tiene trozos en los cuales se expone una clase magistral de Lengua Castellana. El autor sabe diseccionar costumbres en nuestro hablar, refranes que dicen mucho de lo que ha sido la cultura española.
    Sin embargo, de vez en cuando sonaba algún ramalazo político sobre la actualidad... que sonaba casi propagandístico. Que me perdonen, pero yo pagué mi entrada para ver teatro, no para ver un telediario más...
    El texto a veces suena confuso, no tiene un tema definido, y salí de la actuación con la impresión de no saber muy bien qué querían contarme.

    En definitiva... un poquito más de este teatro profesional actual... que me sabe insulso, no puedo evitarlo.
    Si tenéis ocasión, id a verla por la gran interpretación de Juan Diego... pero no esperéis que os vayan a contar nada demasiado interesante.

    saludos!
    "Los cobardes mueren varias veces antes de expirar. El hombre animoso no muere más que una vez. El prodigio más extraño de cuantos haya oído hablar es, a mi ver, el que un hombre albergue el sentimiento del temor, cuando es indudable que la muerte, final necesario, llegará siempre a su hora." Julio César
Trabajando...
X