Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Steve Jobs ha muerto

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Steve Jobs ha muerto

    El creador de Apple y de Pixar, Steve Jobs, falleció anoche a la edad de 56 años, tras una larga enfermedad.

    El gurú de la informática regaló al mundo el Apple II, el teléfono inteligente iPhone, la tableta iPad y el reproductor iPod.

    Los seguidores de Jobs en todo el mundo lloran la muerte de su ídolo y llevan flores y velas a las tiendas de Apple como muestra de su apoyo.






    sigpic

  • #2
    ¡Que en paz descanse!

    Yo no tengo Apple, ni MacIntosh, ni Iphone, ni Ipad, ni Ipod, ni cosas de esas caras que venden los de su empresa, pero me parece que ha sido una buena persona

    Comentario


    • #3
      Recomiendo el visionado de Piratas de Silicon Valley que narra los inicios de Apple y Microsoft.

      Comentario


      • #4
        Dentro de mucho tiempo se recordará a Steve Jobs como ahora recordamos a Da Vinci, Newton... un visionario que cambió su tiempo... y el futuro.

        Comentario


        • #5
          La muerte de Steve Jobs deja tras de sí un sentimiento de vacío en otras tantas personalidades del sector que consiguieron grandes cambios. Sin duda uno de ellos es Bill Gates. Rivales y amigos, la vida de uno siempre irá ligado a la del otro. Apple o Microsoft, Microsoft o Apple el uno sin el otro sería una historia bien diferente a la de hoy.

          Gates ha escrito hace una rato las siguientes palabras hacia una persona a la que estoy seguro que admiró como pocos. A través de su blog personal, el que fuera creador de Microsoft se despide así del hombre que hizo historia en el sector:

          Originalmente publicado por Bill Gates
          Estoy realmente entristecido por la muerte de Steve Jobs. Melinda y yo ofrecemos nuestras sinceras condolencias a su familia y amigos, y a todos los que Steve ha tocado a través de su trabajo.

          Steve y yo nos conocimos hace casi 30 años, hemos sido colegas, competidores y amigos a lo largo de más de la mitad de nuestras vidas.

          En el mundo rara vez se ve a alguien que tenga un impacto tan profundo como el que Steve ha tenido y cuyos efectos se dejarán sentir durante muchas generaciones que están por venir.

          Para aquellos que tenemos la suerte de haber trabajado con él, ha sido un honor increíblemente brillante. Voy a extrañarte muchísimo Steve.
          Junto a Gates durante las últimas horas otras tantas personalidades se han sumado con pequeños escritos en reconocimiento a Jobs. La mayoría de sus palabras vale la pena recordarlas:

          Originalmente publicado por Barack Obama, presidente de EEUU
          Michelle y yo estamos profundamente entristecidos al conocer la muerte de Steve Jobs. Steve era uno de los más grandes innovadores de América, lo suficientemente valiente como para pensar de manera diferente, lo suficientemente audaz para creer que podría cambiar el mundo, y con el talento suficiente para hacerlo.

          Todo mediante la construcción de una de las compañías más exitosas del planeta en su garaje, que ejemplifica el espíritu del ingenio estadounidense. Al hacer los ordenadores personales y poner Internet en el bolsillo, hizo que la revolución de la información no sólo fuera accesible, sino intuitiva y divertida. Dándole vuelta a su talento para contar historias, ha traído alegría a millones de niños y adultos por igual. A Steve le gustaba decir que vivía cada día como si fuera el último. Porque lo hizo, transformó nuestras vidas, redefiniendo la industria entera, y logrando una de las hazañas más raras de la historia humana: cambió la forma en que cada uno de nosotros ve el mundo.

          El mundo ha perdido a un visionario. Y no puede haber mayor tributo al éxito de Steve que el hecho de que gran parte del mundo se enteró de su muerte en un dispositivo de su invención. Michelle y yo enviamos nuestros pensamientos y oraciones a Laurene esposa de Steve, su familia, y a todos aquellos que lo amaban.
          Originalmente publicado por Mark Zuckerberg, creador de Facebook
          Steve, gracias por ser un mentor y un amigo. Gracias por enseñarnos que lo que se genera puede cambiar el mundo. Te echaré de menos.
          Originalmente publicado por Sean Parker, creador de Napster y socio de Facebook
          Innovador, iconoclasta y héroe americano

          Hoy es un día muy triste para mí, y de hecho para cualquier persona que se considere un técnico o empresario. También es un día triste para cualquier persona que cree en el valor de la creatividad y la importancia de la innovación, y para los millones de personas que fueron tocados por el genio creativo de manifiesto en muchos productos y empresas creadas por Steve Jobs a lo largo de su extraordinaria carrera. Steve Jobs fue el líder en tecnología más importantes de nuestra era, tal vez incluso el líder de negocios más importantes de nuestra era. También fue una figura única en el mundo de los negocios y la tecnología, un hombre que demostró, más que cualquier otro, que la fuerza pura de la voluntad, la energía, y el impulso creativo pueden cambiar el mundo para mejor.

          Nunca tuve el privilegio de conocer a Steve Jobs, y este hecho sombrío puede ser el mayor arrepentimiento de toda mi vida. De hecho, durante el tiempo que puedo recordar, Steve Jobs ha sido mi héroe personal. Yo crecí con un interés en la tecnología y la estética, admirando el trabajo de Jobs desde lejos y soñando con algún día convertirme en empresario a mí mismo. Yo era un programador que pensaba en el poder transformador de la tecnología, y un aspirante a diseñador de productos que pensaba acerca de lo que significaba la creación de interfaces de usuario perfecta. Recuerdo haber leído acerca de la carrera a principios de Jobs, su impulso creativo, la visión y el estilo iconoclasta. Más tarde he visto con asombro como Jobs recuperó el control de Apple, la compañía que fundó en décadas anteriores, en lo que pudo haber sido el segundo mayor acto en la historia de los negocios. Era un pensador revolucionario en el mundo de la tecnología, una leyenda para mí y para millones de personas, y sin embargo, de una manera muy personal, representó exactamente el tipo de persona que siempre quise ser algún día.

          Durante años yo había considerado llegar a Steve Jobs a través de nuestros amigos en común. Pero siempre hubo algo que no me dejó … porque a diferencia de la mayoría de los héroes de mi infancia, Steve Jobs nunca fue desmitificado. Steve Jobs quedó en mí como una figura destacada en los anales de la historia, cuyo genio y, a veces trágicos retrocesos, habían sido la principal fuente de inspiración y orientación en mi propia carrera.

          En las últimas semanas tuve una sensación de urgencia grave: el último ídolo de mi infancia, el hombre cuya energía, pasión, visión, fuerza de voluntad y determinación frente a la adversidad, no pasará mucho tiempo para este mundo. Y a pesar de admirar su obra desde la distancia, nunca había tenido la oportunidad de reunirme con él, a confiar en él, que había sido la inspiración para todo lo que había hecho en mi vida. Steve Jobs me dio la esperanza de que tomar el camino menos corto podría llevarme a la grandeza. Esperanza de que alguien con una claridad de visión y fuerza de convicción, a pesar de no encajar perfectamente en el molde establecido por los líderes de negocios, no sólo podría ser un innovador pionero, sino también experimentar el éxito en una escala casi inimaginable.

          A pesar de no haberlo conocido, mi relación con este hombre mítico ha sido complejo. Fue Napster y la explosión del mp3 con codificación de música la que allanó el camino para la creación del iPod más de una década. Y, más recientemente, una de mis compañías, Spotify, ha estado encerrada en una difícil lucha por el futuro de la distribución de música de Apple, que ha enfrentado a las dos empresas entre sí en las negociaciones privadas en los más altos niveles del gobierno y el comercio. Hoy más que nunca, lo que yo quería decir, es que Steve Jobs, a pesar de todo lo que puedan haber oído acerca de mí y de nuestros amigos en común y los asociados a las discográficas… que su vida y su trabajo fueron mi camino empresarial, el comienzo de todo.

          En un momento en que Estados Unidos había perdido a sus héroes, no fue hasta hoy que perdí el mío: él era y será siempre, Steve Jobs.
          Originalmente publicado por Sergey Brin, cofundador de Google
          Desde los primeros días de Google, cada vez que Larry y yo buscábamos la inspiración o la visión y el liderazgo, teníamos que mirar no más lejos de Cupertino. Steve y su pasión por la excelencia es sentido por cualquiera que haya tocado alguna vez un producto de Apple (incluyendo el MacBook con el que estoy escribiendo esto en este momento). Y lo he visto en Preston las pocas veces que he conocido. En nombre de todos nosotros en Google y más ampliamente en la tecnología, te extrañaremos mucho.
          Originalmente publicado por Larry Page, cofundador de Google
          Estoy muy, muy triste al escuchar la noticia acerca de Steve. Era un gran hombre con increíbles logros y un brillo sorprendente. Siempre parecía ser capaz de decir en pocas palabras lo que en realidad debería haber estado pensando antes durante mucho tiempo. Su enfoque en la experiencia del usuario por encima de todo siempre ha sido una inspiración para mí. Él fue muy amable al llegar a mí, pasando su tiempo y ofreciendo sus consejos y conocimientos a pesar de que no estaba del todo bien. Mis pensamientos y los de Google están con su familia y toda la familia Apple.
          sigpic

          Comentario


          • #6
            Originalmente publicado por cesarcarrera Ver Mensaje
            Dentro de mucho tiempo se recordará a Steve Jobs como ahora recordamos a Da Vinci, Newton... un visionario que cambió su tiempo... y el futuro.
            Uuuff, como se os va el perolo a los fanboys de apple macho. Da Vinci y Newton, flipa

            Comentario


            • #7
              Jobs más que un diseñador o un programador era un señor que vendía cosas de puta madre. Lo dice uno que tiene un iPhone y a veces lo lanzaría contra la pared...
              http://www.imdb.me/rafacasette
              http://www.rafacasette.com

              Comentario


              • #8
                Palabra de Jobs

                Hoy es el día 1 D.S., primer día después de Steve o de la Era Jobs. Ha muerto Steve Dios.

                Ayer i-murió el i-creador del i-universo tal como lo i-conocemos. O al menos eso llevan i-repitiendo i-24 horas i-todos los i-medios con una i-nsistencia machacona y una i-nanimidad que i-congoja. A mí por lo menos me acongoja que la prensa venere a un hombre con un furor cercano al fanatismo y le adjudiquen la capacidad divina de haber cambiado el mundo entero. Y aún me acongoja más que todos le recen a una haciendo reverencias e hincando la rodilla como fieles en una misa. A Jobs rogando y con el iphone llamando.

                No es el ipad, ni el iphone, ni el ipod, la gran creación de Steve Dios es la I-glesia: una comunidad de creyentes entregados y en muchos casos sumisos que creen que la realidad es lo que se ve a través de un ordenador, que la verdad es lo que te cuentan por teléfono, que un mundo mejor es aquel en el que tienes más de 100 aplicaciones en tu móvil y que la ley divina no está en las tablas de Moisés pero sí en las tabletas de Steve Dios.

                Pero lo más preocupante no es que haya millones de fanáticos que le hayan puesto velas virtuales en sus tabletas al creador de Apple o que haya gente llorando porque ha muerto el tipo que inventó su teléfono. Más preocupante aún es que los periodistas seamos los predicadores de la Palabra de Jobs. Y que digamos tan alegremente que este hombre ha “cambiado el mundo”, “ha inventado el futuro” y “ha hecho un mundo mejor”, como he visto escrito y he escuchado en estas últimas horas una y otra vez. Los periodistas no podemos creer ciegamente que el mundo lo ha inventado Jobs. ¿Pero estamos i-lipollas, o qué?

                Pues estas últimas horas parece que sí, parece que se nos ha i-do la cabeza con nuestros ipods, ipads, iphones y inews. Y como los creyentes sumisos de la I-glesia de la Manzana Mordida, nos hemos alejado de la calle para verla a través de una pantalla táctil que no toca la realidad ni de lejos. Sin duda el mundo de las comunicaciones y por tanto del periodismo se ha revolucionado gracias a creadores geniales como Steve Jobs, pero los periodistas deberíamos dejar de creer que el mundo es esa realidad de twits, bits, washups, hagstags y demás siglas impronunciables en el que muchos periodistas viven y dejar de creer que todo el mundo es tan moderno y tecnológico como nosotros y tiene un ipad, un ipod, un iphone y un i-suputamadre, con perdón. Desgraciadamente es así y por eso cada día las noticias se parecen más a una película de animación de Pixar y menos a la verdad.

                Y por eso se dice con total alegría que Steve Dios ha hecho este mundo mejor sin plantearse que el universo según Jobs también es i-rreal y está lleno de i-lusos y de i-letrados y de i-mbéciles que tiran su i-teléfono nuevo cada vez que Dios le dice que compre uno nuevo y que es el símbolo de la cultura i-mperialista de usar y tirar y que puede que tengamos millones de iphones pero sin embargo cada día estamos más lejos del i-nfinito.

                Si eso es un mundo mejor, apaga el teléfono y vámonos.
                http://blog.rtve.es/carnecruda/2011/...a-de-jobs.html
                :supp_1:

                Comentario


                • #9
                  pues yo creo que con todos estos supuestos avances todos estamos cada vez más aislados y solos. hasta hace nada entrabas en un bar y enseguida entablabas conversación a partir del sabor de una tapa o de una noticia en televisión... ahora uno habla por el móvil, la otra con su agenda electónica y hasta puede que interrumpamos al camarero (estaba chateando)

                  hasta hace poco con escuchar el contestador automático después de estar todo el día fuera de casa era suficiente

                  Comentario

                  Trabajando...
                  X