Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Got Talent! La verdad que oculta

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Got Talent! La verdad que oculta

    ¿Te gustan los programas de talento de la televisión?, lee todo el siguiente artículo para saber lo que no se cuenta de estos programas, y quién sabe, lo mismo incluso ahorrarte un disgusto a ti mismo o a alguien cercano.

    Mi nombre es Álvaro, soy hipnotizador del grupo ILUSIONAR-T HIPNOSIS Y MAGIA.

    A continuación, voy a detallar TODO lo vivido en el proceso hasta llegar a semifinales.

    En Octubre, me envían un mensaje por Facebook para asistir al casting de Sevilla, ya que les interesaba mucho lo que hago y nunca había habido hipnosis en estos programas.

    Yo accedo a ir. Me dicen que esté a las 9, y que directamente pasaría al casting. Resulta que a las 9, habían miles de personas y yo era uno más, y tenía que coger mi número (nada como se me dijo). Aquello fue interminable, ya que hubo que esperar a las 13:00 que apareciera Santi Millán para grabar lo que dijeron que sería la cabecera del programa (falso, nunca se ha emitido). También grabaron a los artistas por la calle, ya que pondrían distintos momentos del casting (falso también). Tras conseguir mi número, tuve que ir a la facultad en la que estaban seleccionando a la gente. Llegada las 8 de la tarde, y con voluntarios que ya previamente había hipnotizado alguna vez, (me dijeron que llevara alguien para comprobar lo que podía llegar a hacer) pregunto ¿qué pasa?, ya que los que se presentaron venían para hacerme un gran favor, y algunos venían de pueblos lejanos, teniendo que trabajar… (GRACIAS A TODOS POR TODO).

    Una vez termino el casting, se ve que gusta lo que hago, y me dicen de repetirlo con otro jurado en otra sala. Tras terminar se me comunica que en el plazo de un mes sabría si finalmente estaría en el programa o no.

    ¡Aquí empieza el show!

    Cuando recibo el e-mail primero, me entero que sí, que por fin estoy dentro. Es entonces cuando comienza un sinfín de llamadas de varios números de teléfono; personas de producción para saber qué necesito, personal de dirección para saber qué voy a hacer y cuándo voy a ir. Me envían varios e-mails para proporcionarles información personal detallada (querían saber TODO sobre mi vida, 9 folios). También me envían un contrato de 7 páginas en las que yo, era su marioneta, ellos podían hacer y deshacer lo que quisieran. Entre sus cláusulas estaban algunas como tener que pagar un porcentaje de los beneficios posteriores al programa, no poder tener ningún representante, ellos gestionarían mis contratos, privacidad total sin poder decir siquiera a familiares nuestra participación. Yo discutí alguna de éstas con las que no estaba conforme. Tras llegar a acuerdos en cuanto al contrato, vino la parte del espectáculo en sí.

    Me obligaban a hipnotizar en 2 minutos a Edurne y en directo (a lo cual me negué, ya que es muy poco tiempo, y me jugaba demasiado), entonces accedieron a 15 minutos con Santi Millán fuera de cámaras (con el jurado me negaron esta opción, ya que no podía conocerlo previamente a la grabación). Finalmente mis condiciones fueron ésas y además haría hipnosis con el público del teatro. Ellos aceptaron, y cito textualmente: “enhorabuena, ya estás dentro, vas a grabar el programa y salir en la tele”.

    Fue entonces cuando nos organizamos para ir a Madrid, con cita para el 13 de Noviembre en el teatro Nuevo Alcalá. También me dijeron que llevara alguien hipnotizable por lo que mi amigo Vidal, tuvo que pedir el día de trabajo. Por supuesto, todos los gastos, corrían por mi cuenta (se supone que ellos ya hacen bastante con darte publicidad).

    Por motivos laborales, sin haber dormido absolutamente nada de Sábado a Domingo, a las 8 de la mañana llegamos a Madrid (hora indicada) y en el teatro, multitud de artistas esperando su turno para rellenar ficha. Tras confiscarnos el teléfono para que nadie pudiera grabar nada de lo que aconteciera, nos meten a todos juntos (unas 100 personas aproximadamente), en una sala ridícula en la que apenas podíamos sentarnos (unas 20 sillas habían). Comienza la larga espera, grabando entrevistas con familiares, grabando recursos (las imágenes que luego usan de cada artista), entrevistas personales,…

    Llega el ensayo general, y la directora jefe (supongo), supervisaba todo lo que pasaría después, por lo que al ser llamado, le explico lo que haría, y con incredulidad y bastante voz de mando, me dijo al pie de la letra hasta dónde debía colocarme. Al no poder hipnotizar allí a nadie (mi amigo estaba fuera), propuse hipnotizar a una de las cheerleaders de (cheerxport Alcobendas, que sí las han emitido). Cuando la señora vio lo que hice, aplaudió, se le cambió la cara y su actitud, y me prohibió hipnotizar a Edurne y a Santi Millán, y que mis ayudantes serían, uno mi propio tío Pedro y el otro, Santi.

    Cuando dije que hipnotizaría al público, también me lo prohibió, obligándome a hipnotizar a mi amigo, al que sentarían en tercera fila. No me preocupaba, puesto que la hipnosis era real, pese a que fuera mi amigo. (Antes de ir a Madrid, me dijeron que sí, sin problemas podría hipnotizar al público asistente, otra mentira).

    A la hora de comer somos escoltados hasta el restaurante concertado (para no poder desvelar nada al exterior), y devueltos al teatro tras el almuerzo.

    A las 16:00 comienza la grabación del programa, y dicen el orden de actuación. Los niños irían primero por su edad, y luego me pondrían pronto, ya que yo viajaba desde muy lejos.

    De 26 grupos, yo fui el número 23 finalmente (menos mal que mirarían por mí). Tras las pruebas de sonido, llega Santi Millán y me dicen que finalmente tengo 5 minutos para hipnotizarlo. Él ni lo sabía, se lo comunicaron allí conmigo presente (me dijeron antes de ir a Madrid, que eso ya estaba hablado y él había accedido (otra mentira)).

    A las 22:00 horas llega el gran momento.

    Salgo al escenario, me sitúo en el lugar que se me dijo, y Risto Mejide se dirige a mí.

    - Hola, ¿nombre?
    - Álvaro.
    - ¿De…?
    - Sevilla.
    - ¿Qué vas a hacer?
    - Una pequeña muestra de lo que se puede llegar a conseguir con la hipnosis y la maravillosa mente humana.
    - Adelante.

    Jorge Javier Vázquez, muestra su interés, y procedo a hacer un juego de selección con el que se le quedan pegadas las manos a numerosas personas del público. Pero como tenía que escoger a mi amigo, lo hago.

    Vidal sube al escenario, despego sus manos, lo pongo rígido entre dos sillas con la ayuda de mis colaboradores, y me subo encima de pie.

    Me bajo, y tras incorporar a Vidal, lo “despierto”, confirma que se siente genial, y baja del escenario.

    Al acercarse a Risto, éste le pregunta:

    - ¿Cómo sé yo, que no sois amigos?
    - Mmmmm… (no sabía qué responder, se suponía que no se diría nada y el jurado debería saber que sí era amigo).
    - ¿De dónde eres?
    - Paradas.
    - ¿Paradas está en?…
    - Sevilla.

    Aquí, Risto me señala y soltando los papeles con gesto despectivo, dijo algo como “venga vamos”… por lo que el público entero comienza a abuchear y a gritarme “tongo, tongo”.
    En vez de arrugarme y excusarme, lo que le daría la razón a la gente, y sembraría la duda acerca de mi espectáculo, y mi trabajo; decidí que subieran personas del público al azar, a la que se le hubieran pegado las manos previamente en el juego primero. Subieron 2 personas motu proprio de las cuales a la segunda persona, un chico, “dormí” y dejé sobre el escenario nada más subir.

    Los miembros del jurado ya no creían nada, por lo que dijeron que hipnotizara a una chica de primera fila que ellos eligieron. Yo accedo, y conforme sube al escenario, le pregunto de dónde es (…), y la “duermo” sobre el escenario también. Llamo a Risto para que subiera, y al poner rígida a la chica sobre las sillas, le pido que se suba sobre ella. Es aquí cuando se le cambia un poco la cara, y comienza a dudar. Al subir los dos peldaños de la escalera que prepararon, me mira, y dice, ¿seguro?...

    Asiento con la cabeza, y temblándole los pies, se pone sobre ella. Al bajar, se lleva las manos a la cabeza, dice algo como “estoy flipando”, mientras yo “despertaba” a la chica y confirmaba que estaba perfectamente.

    Es entonces cuando Risto, se gira, me da la mano y la enhorabuena, y se arrodilla en mitad del escenario. El público empieza a aplaudir y a gritar “pase de oro”.

    La chica baja, y Eva Hache comprueba que no nos conocemos de nada absolutamente.

    Comienzan las votaciones, no se me otorga el pase de oro, pero Risto dice: “¿qué voy a valorar?, lo mío es un sí.

    Instantáneamente Jorge Javier reacciona: “Lo mío también es otro sí”.

    Edurne: “Yo nunca había visto nada de esto en directo y pensaba que estaba amañado. Pero, después de lo visto, lo mío es otro sí”.

    Eva Hache: “confirmo que no se conocen de nada, que la chica es de Segovia y la llevamos viendo toda la noche ahí, lo mío es otro sí”.

    RECIBO LOS 4 SÍES, por lo que doy las gracias, y emplazo al jurado y público para un siguiente programa con sorpresas, ya que al recibir 3 o más síes, pasabas a la semifinal.

    El espectáculo tuvo que gustar tanto que a los pocos días Jorge Javier me mencionó en el programa SALVAME, haciendo alusión a lo increíble que le pareció la actuación y lo asombrado que quedó todo el mundo.

    Ahora vienen los problemas graves.

    Esperando alguna notificación del nuevo día de grabación, se me comunica que el jurado ha dado más pases positivos de la cuenta, y harán otra selección entre los que pasaron a semifinales para decidir quién finalmente estaría en ellas. En esta selección no tendríamos que ir los artistas, la haría sólo el jurado “a puerta cerrada”.

    A los días, recibo un e-mail en el que me comunican que NO sigo en el programa, y que para cualquier duda, llame a un número de teléfono que me facilitan.

    Llamo, y la señorita me dice que el jurado se ha retractado, lo cual me cuesta creer después de lo vivido allí. Me preguntó si obtuve 3 síes, al decirle que fueron 4, dijo; “quizás dos miembros han cambiado de opinión”, esto no me cuadraba después de todo lo dicho anteriormente. De hecho le dije, entendería que no queráis por motivos de improvisación, o por derechos de imagen del público, o porque simplemente a producción no le interesa mi espectáculo, pero esto, no me lo creo. Ella responde; “estoy aquí para deciros lo que os tengo que decir”. Le pregunto si emitirían el programa, y me dice que sí, que simplemente no continúo en las siguientes fases, pero que el año que viene me volverían a llamar (mmmmm me reservo mi opinión con respecto a esto).

    Acepté no continuar en el programa, era lo de menos, pero quería saber por qué. Se supone que si a grupos (sé que no soy el único), que habíamos recibido 4 síes, nos dicen que NO; a los que recibieron 3 síes y un no, estaría claro que no continuarían (pues no, he visto el programa y hay muchos).

    Intenté ponerme en contacto con los 5 números del personal que trabaja en got talent que tenía por todo el proceso, y ninguno me respondió. Me han bloqueado, otro me ha borrado, otros leyeron los mensajes y no respondieron, y a otro le llegó, pero ni lo ha leído.

    También, vía e-mail, intenté obtener alguna respuesta a si finalmente saldría en el programa, ya que pasaban los días y yo no salía, obteniendo la misma respuesta; silencio.

    Hablando mal y pronto, lo que más jode de todo, no es no salir en la tele. Es cómo juegan con las personas. Son muchos los niños que estuvieron allí, y están en mi situación.

    Lo que jode, es que te doren la píldora a más no poder para que vayas, para que aguantes todos los castings, para que vayas costeándote los gastos, para que respondas rápido a sus exigencias, para que aceptes sus condiciones de contrato, con la única recompensa de poder disfrutarlo luego con los tuyos en la televisión, y te la quitan.

    Pero aún jode más, que haciéndolo, no sean capaces de decirte que finalmente no saldrás, que nadie responda. Los mismos números que te llamaron mil veces antes, desde el 29 de Diciembre, no contestan.

    Juegan con las personas, ilusiones, expectativas, trabajo, dinero, salud, publicidad, posibilidades de trabajo de la gente.

    Si a las semifinales sólo pueden acceder 100 grupos (no lo sé exactamente, es un ejemplo). ¿No es más fácil que llamen para grabar en Madrid a 200? (100 que pasan y 100 que les dirán que no). Es decir, si todo está tan preparado que hasta te dicen las preguntas que te dirá el jurado, dónde colocarte, y te preguntan mil veces qué haces, y qué harás en el escenario, ¿no es más fácil seleccionarlos en el casting previo que se hace?

    Ese casting es grabado, y tienen un mes para decirte si estás en el programa o no. Pues, ¿lo lógico no es elegir a la gente que sí va a participar?, ¿para qué llamar a 400 personas si luego emitirás 200?, no les importa nada más que ellos mismos y su asquerosa audiencia. Para ello emiten otras actuaciones deplorables que rozan lo ridículo, sin calidad artística alguna; y lo peor, pasan otras muchas de nivel más bajo que algunas de las que pude ver y no han sido emitidas. Así como mi actuación, después de lo vivido y espectáculo que hubo… ¿por qué no lo emiten?

    ¿Por qué si no piensan emitir mi actuación, en uno de los programas emiten unos segundos de la entrevista personal que me hicieron? Hace unas semanas, salí un par de segundos diciendo que era hipnotizador, ¿esto lo hicieron para enganchar a la gente?, ¿para que la audiencia que sienta interés por estos temas se quede?... No entiendo para qué poner eso, si luego no vas a emitir toda la actuación. En la web del programa, antes de empezar, ponía que este año por primera vez habría hipnosis entre otras muchas cosas.

    Evidentemente hay muchísimas actuaciones de muchísima calidad y merecen estar ahí, otras, no. A nosotros no nos molesta no salir en el programa, sino la falta de escrúpulos, la pasividad que han mostrado, cómo tras obtener lo que querían, nos han borrado. Es más fácil hacer como si no existimos que darnos explicaciones. Lo que coloquialmente se dice: “prometer hasta meter”.

    Ha terminado la primera fase, y no hemos sido emitidos. ¿Por qué?

    Esto a continuación, son algunos pensamientos propios.

    ¿Es posible que ya se sepa el ganador y no quieran más competencia de la justa?
    ¿Es posible que si hay grupos muy buenos o que destaquen, puedan desbaratarle los planes en la final si vota el público?
    ¿Es posible que de ser así, se viera descarado el auténtico tongo?
    ¿Hay intereses ocultos?
    ¿Por qué una empresa seria como Telecinco juega así con la gente?
    ¿Por qué no tienen la más mínima decencia para responder hasta el final?
    ¿Por qué no dan explicaciones satisfactorias?
    ¿Por qué ves que han pasado por delante de ti actuaciones que no sólo a mi juicio, sino de todo un teatro, lo merecían menos?
    ¿Es posible que el jurado supiera que era mi amigo, y querían dar espectáculo a costa de dejarme en ridículo delante de toda España?

    Y así miles de preguntas más que aún no tienen respuestas.

    Si alguien ha llegado leyendo hasta aquí, ya sabe la historia de lo que se esconde tras estos programas, y si eres o conoces a algún artista que piense presentarse a estos castings, adelante, es una experiencia preciosa, hasta que te hacen esto. Simplemente, que ya sepa el artista a lo que se expone.

    A continuación adjunto una foto del momento en que salí en uno de los programas.

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	alvaro.jpg
Visitas:	1
Size:	1313 KB
ID:	42412


  • #2
    Es cierto todo lo que cuenta este chico. Así funciona estos programas. Yo tambien fui la selección de casting en Madrid y me avergonzó la organización. Un desastre todo! Juegan con la ilusión de las personas! Es una vergüenza.

    Mi hija tiene unos amigos de baile de hip hop que tambiénl les han dicho que han pasado y ni siquiera salieron en la tele el día que concursaron. Es todo mentira! TODO. Uno debería boicotear este tipo de programas.. Está todo amañado!

    Comentario


    • #3
      Todo amañado, es televisión, no una búsqueda real de talento. Si fuera serio, no les habrían dado el pase dorado a un grupo de niños de 4 o 5 años que, harían mucha gracia y serían muy monos, pero bailar y cantar, lo que se dice bailar y cantar, como que no.

      Pero, claro, como reality, tanta madre y tanta abuela son un plus. Yo los veo poco, pero aquel día dimití definitivamente. ¡Que les den!

      Comentario


      • #4
        Como actor profesional y sé de que va todo esto, no me sorprende, pero si me cabrea que se engañe así al público y a la persona que va a subirse al escenario para hacerlo y que para mi merece todo mi respeto y estoy dispuesto a decirlo y a mantenerlo ante todo el mundo.

        Basta ya de engaños y de aprovecharse de las personas que nos dedicamos a esta profesión, la profesión de artistas, tan bonita como dura.

        Al final se queda en aprovecharse como mano de obra barata para que sus programas vivan de nosotros, mientras ellos se llevan sueldos millonarios.

        Lo dice un rebelde sin causa, y luchador empedernido que solo pretender disfrutar y, si se puede, vivir de su profesión.

        Comentario


        • #5
          Con no ver el programa suficiente...es la única manera de protestar; si después os lo tragáis de principio a fin no vale la pena que digáis nada....YO NO VEO GOT TALENT!!

          Comentario

          Trabajando...
          X