Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

La financiación del cine español (II). Las subvenciones

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • La financiación del cine español (II). Las subvenciones

    (Viene de I)

    2.C) Hablamos aquí de las ayudas que vienen directamente del Estado. Técnicamente, la obligación de las televisiones de invertir el 5% de sus ingresos en cine español/europeo debería ser considerada una ayuda, ya que es dinero proveniente de un impuesto (todo lo atípico que se quiera), cuyo beneficiario (el cine español) es decidido por el gobierno, sin embargo, no es así. Ya veremos por qué.

    Hay muchos tipos de ayudas públicas, la mayoría de no mucha entidad. Las hay que se conceden para la conservación de negativos y las hay que apoyan a las películas que se presentan a festivales. Las más decisivas son dos: las que apoyan a nuevos realizadores y las de amortización de largometrajes.

    NUEVOS REALIZADORES:

    Se conceden antes de la realización de la película y sólo a realizadores con menos de tres largometrajes en su haber o que p`resenten una película "experimental". Su tope máximo es 500.000 euros. Tienen el problema de que son otorgadas por un "Comité de expertos" que deciden quién cobra y quién no. O sea, a dedo. Hay desalmados que han apodado al "Comité" como "Los Soprano", pero ya se sabe que la envidia es muy mala.

    AYUDAS A LA AMORTIZACIÓN:

    La parte del león. Se conceden tras el primer año de explotación comercial de la película y dependen de la recaudación de ésta. Son automáticas, es decir, se obtienen siempre si la película cumple los requisitos establecido por la ley y tienen como tope máximo la cantidad de 1.000.000 de euros, o el 33% de la inversión del productor. No siempre fue así. En tiempos de Pilar Miró pasaron a ser adjudicadas por un "comité de expertos" y consiguieron hundir el cine español de 36 millones de espectadores en 1982 a 8 millones en 1988, ya que hicieron imposible hacer cine a cualquiera que no perteneciera al grupo de amigos. La vuelta al mecanismo automático y la "guerra digital" recuperarían posteriormente esos números, aunque nunca del todo.

    Estas ayudas nacieron para ayudar al productor a arriesgarse, dándole una cierta seguridad de que recuperaría la inversión si la película funcionaba razonablemente en taquilla. Como no se eliminaba el riesgo -el productor seguía obligado a recuperar los 2/3 de su inversión-, se evitaba (al menos en teoría) la proliferación de parásitos de la subvención en favor de los espíritus emprendedores. Sin embargo, la ley tenía una trampa que ha servido para que estas ayudas se hayan convertido en el refugio de vagos e incompetentes que son ahora.

    La trampa: Se permite que el productor considere como inversión propia el dinero que ponen las televisiones (salvo que ellas sean las productoras). Con un par. Dicho de otra manera: si la película de A, que vale 1 millón de euros, la ha pagado entera una televisión, y la película de B, de 1 millón, la ha pagado entera el productor, y ambas funcionan igual en taquilla, ambos se llevan la misma subvención, (pongamos que 300.000 euros). El problema es que, mientras el segundo puede arruinarse aún así, el primero se lo lleva crudo al bolsillo sin haberse jugado un duro. Es fácil ver que, con este sistema, cualquiera que no esté apoyado por una televisión y haga una película es un suicida, más teniendo en cuenta que todas las películas se reparten una cantidad fija y, a más películas, menos dinero.

    (Continuará en III)

  • #2
    Maravilloso Lacava, además de informativo para los que no esten en el ajo.
    Te queda el último empujón.
    Talego

    Comentario


    • #3
      Como siempre, muchas gracias!

      Comentario


      • #4
        Qué chungo

        Lacava,


        NUEVOS REALIZADORES:

        Se conceden antes de la realización de la película y sólo a realizadores con menos de tres largometrajes en su haber o que p`resenten una película "experimental". Su tope máximo es 500.000 euros. Tienen el problema de que son otorgadas por un "Comité de expertos" que deciden quién cobra y quién no. O sea, a dedo. Hay desalmados que han apodado al "Comité" como "Los Soprano", pero ya se sabe que la envidia es muy mala.
        Este comité de expertos, de dónde sale??
        Qué puede influír a la hora de elegir a quén le dan la ayuda y a quién no?
        Cómo que a dedo?

        Comentario


        • #5
          El Comité de expertos lo nombra el ICAA, y decide quién se lleva la subvención según su criterio "valorando" cosas como la calidad artística del proyecto o la adecuación del presupuesto. O sea, se lo dan a quien les parece y el resto a callar. Por eso digo que es a dedo.

          Un saludo.

          Comentario


          • #6
            Torpedo: Puedes añadir lo que quieras cuando te parezca. O rectificar si ves un error.


            Daniel: lo de compararlo con Francia lo haré al final, pero ya te aviso que no es mucho.


            Un saludo a ambos.

            Comentario


            • #7
              Gracias compañero, pero lo estas haciendo muy bien.
              Podría contar mi experiencia personal intentando sacar proyectos de bajo presupuesto, pero paso porque me pongo de la leche.
              Un abrazo.

              Comentario

              Trabajando...
              X