Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

El cine español

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • El cine español

    ¿Qué opinais acerca de esto?...

    El nuevo cine español

    En
    1962, José María García Escudero volvió a ocupar la Dirección General de Cine, impulsando las ayudas estatales y la Escuela Oficial de Cine, de la que saldría la mayoría de nuevos directores, generalmente de izquierdas y opuestos a la dictadura franquista. Entre estos destacan Mario Camus, Miguel Picazo, Francisco Regueiro, Manuel Summers y, sobre todo, Carlos Saura.

    Ajeno a esta corriente, Fernando Fernán Gómez realizaría la clásica "El extraño viaje" (1964). De la televisión procedía Jaime de Armiñán, autor de "Mi querida señorita" (1971) y "Jo, papá" (1975), ambas con enorme éxito de taquilla. De la llamada «Escuela de Barcelona», originalmente más experimentalista y cosmopolita, destacan Vicente Aranda, Jaime Camino o Gonzalo Suárez, que realizarían sus obras más importantes ya en la década de los 80.

    El cine de la democracia

    Con el fin de la dictadura, se suprime la censura y se permiten las manifestaciones culturales en otras lenguas españolas, además del castellano, fundándose, por ejemplo, el
    Institut de Cinema Català, entre otros.

    En un principio triunfan los fenómenos populares del destape y el landismo.

    En los primeros años de la democracia, se abordan temas polémicos y se revisa la historia nacional reciente en películas que, en algunos casos, tienen una innegable calidad como sucede, por ejemplo, con "Canciones para después de una guerra" (Basilio Martín Patino, 1976) o "El espíritu de la colmena" (Víctor Erice, 1973), otras son dignas recreaciones de los años más grises de la dictura como ocurre con "Pim, pam, pum, fuego" (Pedro Olea1975), donde se describen las dificultades de superviviencia de los perdedores en la España más puramente franquista; o particulares visiones esperpénticas del franquismo, como sucede en "La escopeta nacional" (Berlanga, 1978). En esos años comienza a hablarse del llamado «Nuevo cine vasco» en el que se encuadran directores de la talla de Montxo Armendáriz, Juanma Bajo Ulloa y Imanol Uribe cuya La muerte de Mikel (1984), protagonizada por Imanol Arias, logra llevar a las salas de exbición a más de un millón de espectadores.

    También en esos años los espectadores llenan las salas para asistir a películas de la llamada «
    Comedia madrileña» representada por directores como Fernando Colomo, el clasicista Fernando Trueba, el humor negro de Álex de la Iglesia y el casposo de Santiago Segura y, sobre todo, los sofisticados melodramas del personalísimo Pedro Almodóvar.

    Más tarde alcanzarán notoriedad Alejandro Amenábar y Julio Médem.

    Pero no puede hablarse del éxito del cine español en su conjunto, sino del de producciones concretas. Como muy bien señala el productor José Antonio Félez, en 2004, por ejemplo, «el 50% de la recaudación total se concentra en cinco títulos y entre 8 y 10 filmes el 80% de ese total».
    Por otra parte, el
    cine pornográfico ha encontrado una de sus mecas en la ciudad de Barcelona, la ciudad del FICEB, y una de sus estrellas en el valenciano Nacho Vidal.

    El cine español produjo 142 largometrajes en el 2005, «la cifra más elevada de los últimos 20 años». Según el semanario Época, contó con 80 millones de euros de subvenciones.
Trabajando...
X